Bebida de avena

La bebida de avena es una buena alternativa para quienes no desean consumir bebidas de origen animal o aquellos que sufren de intolerancia a la lactosa.

La «leche» de avena es rica en nutrientes esenciales, cuenta con múltiples beneficios y es ideal para llevar una dieta sana, variada y equilibrada:

Gran cantidad de fibra. Esencial para el buen funcionamiento de los intestinos y para regular el tránsito intestinal.

Ayuda prevenir o tratar el estreñimiento.

Aporta energía.

Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.

Aporte interesante de vitaminas del grupo B, esenciales para el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

Gran contenido en calcio. Lo solemos asociar a la leche animal pero, ¿sabías que 100 gramos de leche de avena aportan 120 mg. de calcio?

Opción perfecta para quienes sufren de estrés y ansiedad, ya que ayuda a relajarnos de forma totalmente natural.

Su conservación en la nevera es algo limitada debido a que no contiene conservantes (2-3 días).

Pasos

  1. Dejamos en remojo los copos de avena durante al menos 8 horas.
  2. Retiramos el agua y enjuagamos bien los copos.
  3. En una batidora/trituradora, mezclamos los copos de avena con el agua, la canela, la vainilla, la sal y los dátiles sin huesos. Trituramos a máxima potencia hasta conseguir una mezcla homogénea.
  4. Probamos si está bien de sabor o queremos reforzar alguna especie o dulzor.
  5. Colamos nuestra bebida de avena (necesitaremos un colador de tela) y filtramos con suavidad para obtener el líquido.
  6. Dejamos enfriar en la nevera (suele durar entre 2 o 3 días).

¡Y a disfrutar de nuestra rica bebida de avena!

TRUCO: la pasta de avena que quede en la bolsa se puede usar para galletas o para deshidratar.

close slider

Aprende a vivir y a comer de manera saludable

¡Y recibe gratis un planificador de menús!