Cheesecake vegano, un placer que no te puedes perder

Este alternativo cheesecake es una opción 100% natural, sin lácteos, sin azucares ni harinas refinadas.

Además de su gran sabor, tiene un alto valor nutricional por su contenido en proteínas y grasas saludables.

Ideal para compartir en ocasiones especiales y disfrutar cuidándote.

Opción perfecta para los Lunes Sin Carne, ya que no contiene productos animales.

Las grasas de los frutos secos nos ayudan a estar saciados y a estar de buen humor.

El tofu, elaborado a partir de semillas de soja, posee un sabor muy suave que combina perfectamente con cualquier alimento y es rico en proteínas.

No se recomienda el consumo de tofu para personas alérgicas a la soja.

Pasos

  1. Licuamos todo bien hasta crear una masa homogénea. Si está seco, añadimos una cucharada sopera de agua y amasamos hasta que se unan todos los ingredientes.
  2. Aplastamos la masa bien y la dejamos nivelada en la base del molde (bien prensada) con la palma de la mano y dejamos enfriar en la nevera. A mi me gusta usar moldes desmoldables porque hacen mucho mas fácil el proceso.
  3. Licuamos el tofu con el endulzante, la vainilla, el limón, el coco rayado y las nueces remojadas hasta crear una masa homogénea.
  4. Mientras, mezclamos agar-agar en media taza de crema de coco templada para que se disuelva bien. Dejamos enfriar y añadimos. Licuamos bien.
  5. Vertimos en el molde y dejamos un par de horas en la nevera.
  6. Mezclamos en una sartén las frambuesas con el endulzante y removemos a fuego lento.
  7. Añadimos una cucharada de kuzu disuelto en agua templada a la mezcla y movemos para que espese.
  8. Retiramos y dejamos que enfríe en la nevera para incorporarlo a la tarta.

¡Y a disfrutar de nuestra cheesecake vegana!

TRUCO: Para saber si está bien, damos la vuelta al molde mientras prensamos. No deben caer trozos de la base.

NEWSLETTER
close slider

Aprende a vivir y a comer de manera saludable

¡Y recibe gratis un planificador de menús!